Saltar al contenido

🥇 Consejos para conservar el calzado

limpieza del calzado

 LA CORRECTA CONSERVACIÓN DEL CALZADO

 

Las 2 reglas principales para que el calzado dure más y en mejor estado son:

  • Limpieza
  • Almacenaje o guardado correcto

Guardar el calzado en un zapatero o un organizador evitara deformaciones y mantendra la casa ordenada, a su vez una limpieza apropiada y especifica para cada tipo de calzado alargara su vida útil, y los mantendra esteticos por más tiempo.

 

Die Schuhanzieher Conjunto de limpieza de botes Allround de...
  • Cepillos de haya alemán – cultivo sostenible de madera
  • Cepillos y calzadores – fabricado en Alemania
  • Caja de madera hecho de madera de pino que es certificado con el FSC

Consejos generales del cuidado del calzado

  • Debemos deja descansar el calzado:No es aconsejable utilizar el mismo calzado durante varios días seguidos. La piel necesita descansar y volver a su posición inicial. Para ello utilizaremos hormas, preferiblemente de madera. Impiden que la piel se agriete y obligan al zapato a volver a su posición inicial, evitando las habituales arrugas y que afean así el aspecto. Además, una horma de madera absorbe la humedad y el olor, evitando daños en el calzado.
  • Zapatos mojados: Si los zapatos se mojan, debemos limpiarlos con un trapo suave y asegurarnos que no quede nada de agua sobre la superficie. Es conveniente colocarle la horma inmediatamente para evitar que se deformen y que la misma horma de madera absorba la humedad que haya podido traspasar la piel.
  • Usa un calzador: El uso de un calzador evita que se produzcan deformaciones en la parte de atrás de nuestro calzado. Su forma ergonómica evita que podamos romper el contrafuerte del zapato y es aconsejable usarlo diariamente y a la hora de probarnos un zapato. Los calzadores más largos son más apropiados para personas que les cueste más trabajo agacharse.
  • Cuidado con abusar de los productos de limpieza: Si usas cremas, grasas, cepillos u otros productos de limpieza, intenta no abusar de ellos y que sean de la mejor calidad para que no dañen la piel. La gamuza y el cepillo que utilices deben ser exclusivos para cada color, asegúrate de usar uno para zapato negro y otro para el resto de colores. Después de utilizar el cepillo, pásalo sobre un trapo para eliminar los restos de crema y evitar que se seque la cerda.
  • Guárdalos correctamente: Si vas a tener los zapatos guardados durante un periodo largo de tiempo, es necesario hacerlo correctamente. No los guardes en bolsas de plástico ya que es posible que salga moho debido a la humedad. Lo correcto sería guardarlas en las bolsas de algodón que ya incluyen muchos modelos y marcas de zapatos, y con sus hormas correspondientes para que conserven la forma.

 

CUIDADOS DEL CALZADO SEGÚN SU MATERIAL DE FABRICACIÓN

PIEL DE BECERRO

Para el correcto cuidado del calzado de piel de becerro, cepilla primero el zapato con un cepillo de pelo de caballo para eliminar el polvo y cualquier resto que pueda haber. Con un breve cepillado es suficiente. Pulirlo con un tipo de cera apropiado y pasar después un trapo para que la cera residual se extienda y deje respirar los poros. Por la noche es conveniente guardarlos en una bolsa de algodón o cubrirlos con un paño para evitar la acumulación de polvo o suciedad.

Este tipo de pieles son muy delicadas y suaves y nunca se enceran. La napa exige una atención especial para evitar daños en la piel. Se emplearán cremas sólidas en el tono correspondiente y algunas cremas líquidas, pero teniendo especial cuidado en que no contengan lanolina, que provocarán el cuarteo de la piel con el tiempo.

 

Primero cepillamos el calzado para después aplicarle una pequeña cantidad de betún. Después pasaremos el cepillo por toda la superficie del zapato para quitar el exceso de crema de la piel, y por último, frotamos con la gamuza para sacarle brillo. El secreto del brillo está en poco betún y mucho cepillo.

 

ANTE, PIEL VUELTA Y PIGSKIN (PIEL DE CERDO)

Este tipo de pieles son perfectos para zapatos casuales, es muy durable, no se desgasta y se limpia fácilmente con los productos adecuados. Con los cuidados correctos, un buen par de zapatos de ante puede durar años.

 

Lo primero es cepillar bien todo el zapato en una misma dirección y luego a la inversa. Esto se hace para quitar el polvo acumulado. El cepillo debe ser especial, las cerdas deben ser de alambre metálico.

 

Después de cepillar se rociará todo el zapato con un espray apropiado a una distancia de unos 15-20 cm. Se deja secar unos minutos y después volvemos a cepillar en ambos sentidos. Hay productos en aerosol para todos los tonos, protectores incoloros para zapatos con distintas combinaciones de color.

 

NOBUCK

Es una piel difícil de conservar, sobre todo los tonos más claros. Para los roces utilizaremos una goma especial para eliminar los arañazos en este tipo de pieles.

 

Es aconsejable proteger la piel nueva con un protector en espray, de esta forma las manchas no penetrarán en la piel y será más fácil su eliminación.

 

Por último, podemos tratar la piel con grasas incoloras que no sean de caballo, ya que oscurecerá la piel y hará que pierda su pelillo característico. Esto puede ser recomendable cuando el zapato esté más deteriorado, ya que dará un aspecto de piel tratada.

 

CHAROL

El charol se caracteriza por su alto brillo. Para obtener esta superficie, se aplica un barniz o laca en la etapa final del proceso de curtido.

 

Una forma casera de cuidar este tipo de piel es untar con leche el zapato y limpiar con un trapo seco. Un método más profesional es aplicar una capa de crema delicate y después limpiar con un trapo seco.

 

ZAPATOS BLANCOS DE PIEL

Los colores blancos se limpian aplicando una crema sólida o líquida, según el tipo de piel, se deja secar y se frota posteriormente con papel de seda de manera suave.

 

 

Última actualización el 2021-09-24 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados